En un mundo cada vez más tecnológico, en el que los márgenes de beneficio se reducen considerablemente, muchas empresas se preguntan cómo optimizar rutas de reparto para ahorrar costes. Una buena planificación y optimización de las rutas que deben seguir las mercancías, son cuestiones fundamentales para conseguir una distribución más eficiente y rentable.

La logística puede representar un tercio de los gastos totales de muchas empresas.

La logística de distribución engloba a fabricantes, almacenistas, distribuidores o mayoristas. Todos ellos, forman parte de una serie de eslabones que deben sortear las mercancías antes de llegar al cliente final. Optimizar rutas de reparto no es, por lo tanto, una cuestión menor.

 

Rutas de reparto mal optimizadas producen pérdidas.

 

Calcular las pérdidas que puede ocasionar una mala planificación del reparto no es fácil, tampoco se mide igual en todos los sectores. Porqué se incurre en pérdidas y cómo dimensionarlas varía mucho de una empresa a otra.

Qué distancia debe recorrer el distribuidor; qué medios de transporte se utilizan para repartir las mercancías; si se trata de una distribución local, nacional o internacional; o si el reparto se desarrolla en zonas muy transitadas, son cuestiones que influyen directamente y varían el resultado.

Sigue habiendo muchas empresas que desconocen el enorme impacto que tiene una mala distribución en el resto de los departamentos de la organización. Casi todas ellas se centran en conseguir más clientes y más ventas, dejando de lado una parte importantísima de la cadena de valor: la logística y la distribución de las mercancías. Optimizar rutas de distribución es mucho más que llegar a tiempo.

No nos equivocamos al destacar que, antes de pensar en vender más y aumentar clientes, es importante saber cómo haremos llegar los productos a todos ellos. Aquellas marcas que centran sus esfuerzos en rentabilizar la distribución y la logística, están más preparadas para superar los obstáculos que puedan llegar. Es importante saber que los obstáculos llegan, tarde o temprano, y sólo aquellas empresas mejor preparadas los superan.

 

Organizando las rutas de transporte.

 

Sabemos que todas las empresas conocen la importancia de prestar atención al transporte, pero también sabemos que muchas de ellas no tienen éxito porque es una cuestión compleja. La planificación de las rutas de transporte afecta directamente a muchos de los procesos del negocio. Para conseguir optimizar las rutas de reparto debemos estudiar todo el proceso logístico. Que va desde la fabricación y hasta la entrega al cliente.

Para determinar cómo se planificará todo el proceso es necesario conocer todas las variables que intervendrán en el mismo. Los procesos logísticos precisan de recursos propios y/o externos; y también deben contemplar posibles imprevistos. De ahí la importancia de prever planes de contingencia. Para planificar debemos hacer previamente un análisis de todos los recursos de los que disponemos. Para después calcular las variables, todas las opciones y optimizar las rutas de entrega, además del resto del proceso logístico.

 

Problemas a los que hacer frente en la cadena de reparto.

 

Los principales problemas que nos podemos encontrar al organizar el reparto son de diversa índole. Algunos de estos problemas hacen referencia a las de restricciones de acceso a las ciudades. También es importante valorar los horarios para evitar congestiones y atascos. En el centro de las ciudades también nos encontramos con limitaciones de las plazas de carga y descarga. Zonas de acceso restringido a vehículos y limitaciones horarias para realizar los repartos.

 

Optimizar rutas de entrega y gestión de flotas.

 

Invertir en herramientas de planificación de rutas, gestión de flotas y mapeo/geolocalización ya no es una opción, es una necesidad. Un buen software que nos ayude a optimizar rutas de reparto, permite reducir hasta en un 10% el tamaño de la flota que vamos a necesitar. Y también permite aumentar la tasa entrega/recogida de forma considerable.

Las empresas suelen planificar poco y esto es extensible a todos sus departamentos. ¿Qué beneficios podemos obtener de una buena planificación del reparto?

  • Permite optimizar la operativa
  • Ayuda a llevar un control de los costes
  • Permite establecer prioridades de entrega/recogida
  • Incrementa notablemente el número de pedidos completados con éxito
  • Mejora la identificación y seguimiento de las mercancías en todo momento
  • Permite calcular y prever los tiempos de entrega y detectar los puntos que debemos mejorar

 

Metodología del Grupo T.I.

 

Desde el Grupo T.I., hemos diseñado una metodología de trabajo para que todos nuestros clientes puedan optimizar su operativa de reparto y mejorar sus costes. Dicha metodología está basada en siete puntos específicos:

  1. Ofrecemos una total transparencia en toda la información
  2. La operativa se planifica según procedimientos profesionales
  3. Establecemos una comunicación continua con nuestros clientes
  4. Adecuamos los vehículos a las necesidades particulares y las zonas
  5. Realizamos una implantación local, con un pensamiento global, para poder aprovechar todas las sinergias posibles
  6. Preparamos un estudio previo de las zonas y rutas, con herramientas de información, planificación y optimización
  7. Seleccionamos al personal adecuado al puesto; según las necesidades de cada uno de nuestros clientes

En Grupo T.I. somos especialistas de última milla, y en aquellas entregas que no precisan de temperatura controlada, planificamos servicios con valor añadido a la mera entrega física. ¿Cuándo comenzamos?

Formulario de Contacto

Consentimiento

1 + 2 =

Consultar tratamiento de datos personales