Hoy queremos destacar la importancia de la logística de Última Milla, un servicio que requiere de una ejecución exquisita. Si hablamos de transporte y logística, la última milla es el tramo final en un proceso de reparto de mercancías. Es un punto especialmente delicado y complejo, que se encuentra en constante crecimiento. Un crecimiento debido, principalmente, al auge del comercio electrónico estos últimos años.

Por muy buenos productos que vendas y por muy bien diseñado o pensado que esté tu ecommerce, si te falla el reparto, dejarán de comprarte. Algo sencillo de comprender y a la vez crucial para el futuro de muchas empresas.

 

Logística Última Milla en el comercio electrónico.

Antes de profundizar en la relación que tiene este servicio de distribución con el ecommerce, destacar un dato: algo más del 80% de los clientes que sufren algún fallo en la entrega de sus mercancías, no vuelve a comprar a esa empresa. Una cifra tan demoledora como ésta, debería motivar a la mayoría de negocios a prestar más atención a este servicio. ¿Cierto?

Cuando nos referimos a cadenas de producción, la última milla se encarga de cubrir el suministro de todos los componentes que se necesitan para que esa producción no pare. En otros casos estamos hablando de provisión de stocks a tiendas de determinados sectores, y si ya nos centramos en el comercio electrónico, estamos hablando de la entrega directa del producto o productos que un cliente adquiere principalmente desde su pc, smartphone o tablet.

Que este servicio de reparto reciba el nombre de Última Milla, no significa que sea la distancia máxima que recorrerá el producto, desde el lugar de recogida, hasta llegar al cliente. En ocasiones las distancias pueden ser de varios kilómetros, o quizás de apenas dos o tres manzanas, dependiendo del tipo de producto que se adquiera. Por poner un par de ejemplos:

 

  • Si compramos ropa online, quizás el almacén de recogida esté a varios kilómetros de distancia, incluso en otra ciudad más o menos cercana.
  • Cuando hacemos la compra online semanal del supermercado, es más probable que entre el lugar de recogida y el domicilio de entrega, la distancia sea mucho menor que en el caso anterior.

 

La movilidad urbana en el reparto de mercancías.

Este tipo de distribución casi siempre se lleva a cabo en zonas urbanas. Esto, por consiguiente, implica una dificultad añadida en la movilidad. El tráfico, las calles peatonales, el escaso sitio para poder parar, las zonas céntricas con acceso restringido a los vehículos…

Por si esto fuera poco, este servicio de entrega de mercancías debe ser completado en un corto espacio de tiempo. Y más todavía si hablamos de productos perecederos; como es el caso del reparto de alimentos desde el almacén del supermercado hasta la casa del cliente.

Además de saber en qué condiciones se deben trasladar las mercancías, en función de su naturaleza, también es importante que este servicio lo lleve a cabo personal muy cualificado. Sabiendo esto, no es de extrañar que estemos ante un proceso crucial para las empresas de comercio electrónico y entregas de pedidos online.

La movilidad presenta obstáculos que a veces son imprevisibles, esto nos obliga a planificar muy bien para que nada escape a nuestro control, o casi nada. Una buena planificación puede solventar muchas de estas situaciones que a priori parecen imprevisibles. Se comenta que solo un 25% de las empresas están preparadas para afrontar la exigencia de este servicio. Aquí es donde los profesionales del transporte de última milla nos convertimos en el partner perfecto.

 

Outsourcing de Reparto.

La gestión de última milla, es determinante en dos aspectos que son clave en todo negocio:

  • Representa un coste proporcionalmente muy alto.
  • Tiene un impacto directo en la satisfacción del cliente.

Cuando hablamos de un proceso tan importante en la cadena de valor del producto, estamos hablando de algo que abarca mucho más allá de una simple entrega. La finalidad de un partner de distribución con experiencia contrastada y probada, es ayudar a las empresas en una parte tan delicada de su relación con el cliente. Podemos decir, por lo tanto, que ayudamos en cierta forma a que nuestros clientes tomen buenas decisiones en su negocio.

La relación que se establece entre el especialista en outsourcing de última milla y la empresa cliente, es una relación que suele durar muchos años. Nadie cambiará de partner a la ligera en un servicio tan delicado e importante para el desarrollo de su negocio.

Si estás buscando a una empresa con experiencia contrastada, para trabajar en equipo en un proceso tan delicado como es el reparto de mercancías a tus clientes, en el Grupo T.I. estaremos encantados de explicarte cómo podemos ayudarte. ¿Comenzamos?

Formulario de Contacto

Consentimiento

14 + 2 =

Consultar tratamiento de datos personales